Select Page

Las organizaciones de ventas y servicios gastan millones de dólares en iniciativas de capacitación corporativa cada año. Una gran parte de esta financiación se dedica a formar y mantener relaciones con los clientes. Aunque los expertos pueden ofrecer su propia marca de métodos de aplicación, la mayoría está de acuerdo en que estos puntos clave son la base para construir relaciones comerciales sólidas.

 

Desarrollar habilidades blandas

 

El primer paso para cultivar relaciones sólidas es reconocer la importancia de las habilidades sólidas de servicio al cliente. Ya sea en un entorno B2B o B2C, los clientes existen en ambos lados de la valla. Es imperativo identificar a los clientes y brindarles el debido respeto y la mentalidad de servicio necesarios para mantenerlos satisfechos. Las habilidades blandas, como la comunicación clara, la inteligencia emocional y la intuición deben perfeccionarse constantemente.

 

Fomento de la transparencia

 

 La honestidad es la parte más importante de cualquier relación comercial. Ambas partes tienen derecho a esperar una comunicación abierta y transparente del otro. Establecer expectativas adecuadas con respecto al precio, el tiempo de respuesta y el seguimiento contribuye en gran medida a establecer relaciones comerciales sólidas.Estos sencillos pasos crean un sentido de confianza y lealtad, que a su vez desarrolla una lealtad a la marca duradera.

 

Redes y participación 

 

Como ocurre con cualquier relación sana, las conexiones comerciales deben fomentarse con el tiempo. El resultado vale la pena invertir unas horas para el almuerzo, una partida de golf o una feria comercial de la industria. Las amistades se forjan a partir de intereses mutuos y la camaradería establecida tiene el potencial de generar muchas conexiones comerciales nuevas. Las reuniones virtuales son una manera fácil de mantenerse comprometido con los eventos de networking actuales y de conocer gente nueva.

 

Mantener una mentalidad de servicio

 

Como se mencionó brevemente con respecto al desarrollo de habilidades blandas, una mentalidad de servicio requiere buenos instintos. Las relaciones comerciales se fortalecen cuando los socios pueden anticipar las necesidades de la otra parte. Existe una gran diferencia entre las organizaciones de ventas y las organizaciones de servicios. Las empresas orientadas al servicio están totalmente centradas en el cliente, y esto se refleja en todas las comunicaciones. La psicología detrás de las cifras de ventas exitosas casi siempre se reduce a la excelencia en el servicio al cliente.

 

La construcción de relaciones comerciales sólidas no sucede de la noche a la mañana. Pero cada interacción positiva con el cliente acerca la pelota un poco más a la meta. Con el tiempo, el crédito establecido da como resultado interacciones con los clientes consistentemente significativas y rentables.